Jan Vermeire falleció súbitamente el 30 de julio de 1998, después de una corta enfermedad.
A pesar de ello, todas las personas en Poverello sabían que eso tenía que pasar algún día,
pero nadie esperaba que ocurriría ahora, a pesar de sus 78 años de edad.
El era muy activo, viajaba regularmente de una casa Poverello a otra,
o realizaba viajes para cumplir con reuniones a las que era invitado para hablar sobre Poverello.

El fue el padre de la gran Familia Poverello.
Muchos lo llamaban “Papá Jan” o “Papa Jean”.
Su mayor aspiración y preocupación fue que cada persona,
grande o pequeña, rica o pobre, se sintiera como en su casa en Poverello.

Su muerte dejó a la comunidad un poco pasmada,
pero todos los voluntarios se dieron cuenta que la voluntad de Jan fue esa,
la que empezó hace 20 años: continuar y continuar es la mejor manera de agradecerlo.