¿Por qué ayudar?

Se necesita que alguien pueda hacer algo acerca de lo que se ve que ocurre.
Muchos visitantes no tienen un techo sobre sus cabezas y temporalmente “acampan”
sobre colchones colocados en el corredor, en donde se les improvisa un dormitorio.
No resultó muy confortable, pero los visitantes estuvieron contentos: “
Fue mejor que estar afuera!” Actualmente existe una acomodación para dormir para 45 personas.

También es necesaria comida sustanciosa y asequible,
a fin de empezar a prepararla.
Actualmente son servidas diariamente cerca de 150 raciones de alimento a un precio de 1 Euro
Una dama anciana que vino a comer en Poverello por primera vez dijo:
“No he comido una papa caliente en más de 5 años … Yo no he cocinado desde que mi esposo murió”.
Todos quienes necesitan ropa limpia son ayudados en el “vestuario”.

Los problemas administrativos son resueltos en cooperación con OCMW y otros servicios sociales.
Por último, pero no menos importante, en Poverello también es posible conseguir ayuda médica e higiénica.